UNA VISITA AL  INFIERNO.

 

IMG 4856

Retorné de San Petersburgo (Rusia)  a Vilnius (Lituania) con escala en Minsk (Bielorrusia) vía aérea, aerolínea BELAVIA, aviones sencillos bien puestos para su precio (económico)  Al descender en Minsk olvide dentro del avión mi equipo celular. Sólo detecte su presencia en mi cuando caminaba en busca de la sala de abordaje para Vilnius, es una escala de escasos sesenta minutos. Pretendí volver al avión y fue imposible, las estrictas reglas del aeropuerto no lo permiten.  Me encamine en busca del punto de información en donde entregue mi solicitud y en efecto el equipo fue encontrado por los operadores de BELAVIA. Creí que con sólo haber elaborado mi solicitud algún empleado de la aerolínea me lo haría llegar hasta el siguiente avión de la misma aerolínea antes de salir de Minks… fue sólo un deseo negado, una situación de ilusión por lo que consideraba habría pasado en una aerolínea de América u occidente de Europa. Saben de servicio, actúan en servicio.

Ya en Vilnius fui a la oficina de la aerolínea en donde me ofrecieron un número telefónico de la oficina en Minsk y un e-mail de la empresa, no se dé que lugar. El Teléfono citado  jamás fue contestado y he remitido tres mensajes a la dirección ofrecida y otras que encontré y la respuesta ha sido el silencio.

Perdí, información que recuperaré, pero algunas fotografías de la preciosa ciudades Bálticas, fascinantes por su arquitectura, su urbanismo, el servicio de sus gentes. Leí sobre la republica de Bielorusia y será mejor no insistir en recuperar el celular perdido y encontrado pero no devuelto. Allí de servicio poco saben, no porque no lo entiendan sino porque las absurdas condiciones de su tirano gobierno les han cercenado la condición humana de servir.

Julio de 2017, Vilnius, Lituania.